Apoya a los cristianos perseguidos como Anwar en Oriente Próximo a través de los Centros de Esperanza.

Una nueva esperanza y un nuevo futuro comienzan aquí.

Durante la guerra, nuestro trabajo con las comunidades de Oriente Próximo cambió. Tuvimos que ofrecer otro tipo de apoyo y comenzamos a satisfacer otras necesidades.

La comida y el refugio por sí solos no traen esperanza; brindarles atención postraumática, ayudarles a generar ingresos para satisfacer sus propias necesidades y apoyarles para encontrar un propósito en la vida: eso trae esperanza.

Ayúdanos a cumplir la visión de Dios para la iglesia en Irak y Siria.

PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE ANWAR Obsesionado por conocer a Jesús
PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE SANA Recuperar la esperanza perdida
PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE GEORGE Dios transformó las cenizas
PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE NAZEK Manteniendo a la familia
PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE JOSEPH El primer restaurante de Irbin
PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE TONY Mantenerse fiel al llamado

¿Cómo puedes ayudar?

Los Centros de Esperanza se convierten en una vía de salvación para los cristianos que se enfrentan al impacto del colapso económico, la persecución y la pandemia.

Ofrecen discipulado, consuelo y atención postraumática. Sobre todo, ofrecen esperanza.

Tu apoyo puede ayudarnos a equipar más iglesias para que se conviertan en Centros de Esperanza para sus comunidades en Siria e Irak.

Si puedes, haz hoy un donativo o comprométete con una donación regular.

PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE JIHAD Un nuevo futuro
PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE NIHAD Viviendo los Hechos en Siria
PINCHA AQUÍ Y CONOCE A LA IGLESIA DE TRASFONDO MUSULMÁN Una flor en el desierto
PINCHA AQUÍ Y CONOCE LA HISTORIA DE MICHEL Crecer en la guerra

¿Y por qué tu apoyo es útil?

Al profundizar en nuestros informes es fácil dejarse llevar por las cifras; nos gustaría compartir algunas de ellas, ya que muestran el increíble impacto que ha tenido nuestro trabajo a través de nuestros colaboradores locales durante la guerra de Siria:

  • Un millón de paquetes de alimentos: En los últimos siete años hemos distribuido más de un millón de paquetes de alimentos a familias necesitadas.
  • En los últimos cinco años hemos distribuido una media de 75.000 kits de higiene al año. En 2016, en plena crisis, ayudábamos a más de 100.000 personas al mes.
  • 518 casas renovadas: En los últimos cinco años hemos podido ayudar a reconstruir o arreglar 518 casas para que 2.608 personas puedan volver a vivir en hogares seguros y rehacer sus vidas. Esto supone una media de 100 por año.
  • En los últimos cinco años hemos ayudado a una media de 15.000 familias a pasar el invierno.
  • 40 Centros de Esperanza: En los últimos tres años, el equipo se ha centrado en ayudar a las iglesias locales a convertirse en un centro de esperanza para que los miembros de la iglesia y la comunidad que les rodea puedan acceder a servicios, estímulo y ayuda. Hasta ahora, el equipo ha puesto en marcha 40 de estos centros. Además, el equipo ha invertido en el 20% de las iglesias (unas 110 congregaciones) para ayudarlas a crear capacidad local y convertirse en faros de esperanza.
  • En los últimos cinco años las cifras oficiales muestran que la población general de Siria ha disminuido sólo ligeramente. En ese tiempo, la población cristiana ha seguido disminuyendo. Calculamos que una media de 70.000 cristianos abandonan Siria cada año.
  • En los últimos cinco años, Siria ha ocupado sistemáticamente un lugar muy alto en la Lista Mundial de la Persecución (entre los 15 primeros puestos), lo que demuestra que en la situación de guerra los cristianos han sido especialmente vulnerables.
  • 1.734 proyectos generadores de ingresos: En 2019 y 2020 se ha producido nuestra mayor inversión para ayudar a personas y familias a reconstruir sus vidas a través de proyectos de generación de ingresos. A través de nuestros socios locales hemos invertido en 1.734 proyectos generadores de ingresos, como ayudar a las personas a poner en marcha una tienda, un restaurante, una pequeña fábrica, un taller o apoyarlas con inversiones en sus actividades agrícolas.
  • En los últimos cinco años hemos tenido una media de 12.000 beneficiarios en nuestros diferentes tipos de programas de formación y talleres.
  • En los últimos cinco años, más del 80% de nuestro presupuesto en Siria se ha destinado a ayudar a los cristianos sirios a afrontar los retos de la guerra, la persecución y el desplazamiento.

Y todo gracias a ti.